lunes, 15 de febrero de 2016

El desayuno, la clave del éxito de la dieta

Sí, ya lo sé. Habéis oído mil veces eso de "desayunar como un rey, comer como una princesa y cenar como un mendigo" pero luego os levantáis con prisa y hay que llegar al trabajo. dejar a los niños o, simplemente, no os entra la comida por la mañana. Yo era de las del café bebido y con esta dieta estoy reaprendiendo a desayunar y lo estoy disfrutando mucho.
Mi desayuno de cada día

Para empezar es la única comida del día en la que puedo comer pan y encima acompañarlo con queso o jamón, aunque sea queso fresco y jamón de york o pavo. Soy más de salado que de dulce, qué le vamos a hacer. Además un yogur 0%, una pieza de fruta y un café solo. Si os gusta con leche, pues también vale. El pan me lo hago yo misma (no cada mañana, que tampoco es para pasarse) pero conseguí una receta de pan de molde y lo voy haciendo cuando se me acaba. Al menos me garantizo comer pan de calidad.

Pero claro, este desayuno todos los días, pese a que cambiemos de fruta o de sabor de yogur, se puede hacer un poco monótono. Así que os propongo dos variantes deliciosas. Para empezar, mi dietista me dijo que puedo cambiar el pan por muesli, así que....

Vaso de desayuno
Elegid un vaso bonito (no es fundamental, pero ayuda a hacerlo más especial). Empezamos por unos trocitos de fruta natural. En este caso era kiwi, pero también pueden ser fresas, melocotón o la que se os ocurra. seguimos con una capa de yogur. Tercera capa de muesli, completamos con otra capa de yogur y rematamos con una porción de fruta. En resumen es un yogur con fruta y muesli pero no me diréis que el resultado no es mucho más atractivo ¿no?

Pero aún tengo una opción B. ¿Os apetece una tarta de fresas con nata? Bueno... nata no va a poder ser al estar a dieta; pero os puedo ofrecer esto:
Tarta de fresas
En vez de muesli vamos a usar unas galletas de avena (tipo digestive), las pulverizamos (thermomix o bolsa y martillo) y las mezclamos con un par de nueces de mantequilla derretida (esto no es muy de dieta, pero...) Aplastamos la mezcla en un molde y lo metemos a la nevera.

Mientras montamos dos claras de huevo a punto de nieve, las mezclamos con un yogur, una tarrina de queso de untar light y un sobre de gelatina neutra. Troceamos unas fresas y las juntamos con la mezcla de yogur. Echamos la mezcla sobre la galleta y dejamos enfriar en la nevera durante una hora hasta que se solidifique. Tendréis un desayuno delicioso para mañana.
Tarta de fresa con espuma de yogur
Y, como siempre, pensaréis que comiendo esto no se puede adelgazar. Pues sí. Os diré que el viernes fui a pesarme y ya he bajado 3,5 Kg. en 3 semanas de dieta. No es espectacular, lo sé, pero esto es una carrera de fondo hacia los 10 kg y mi objetivo es seguir comiendo estupendamente. Por el momento, esto va bien ¿Será por el desayuno?

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Como de todo. Puedes verlo en el resto de post del blog. La dieta completa la tienes en la primera entrada. Normalmente como verdura y pollo o pescado o conejo, algunos días arroz o pasta con verduras y para cenar huevos con verduras, marisco, pescado blanco, etc. Entre horas fruta, yogures, queso fresco o pavo

      Eliminar